Que el dinero no cae del cielo y tampoco crece en los arboles no os lo voy a descubrir a estas alturas. La necesidad de disponer de dinero es un hecho en nuestra sociedad actual. No obstante, en muchas ocasiones he visto cómo compañeros y amigos acababan sintiéndose desmotivados a pesar de tener un buen trabajo y un buen sueldo. Entonces, ¿dónde está el problema?

moneyQuizás sientas que a pesar de tener un trabajo e incluso una buena retribución, no encuentras el estímulo que piensas deberías tener. Si estás en esta fase es porque hace algún tiempo que perdiste la motivación en tus tareas diarias. Ah! por supuesto, si te encuentras actualmente sin empleo, todo esto te podría pasar cuando lo encuentres. Podría llegar el día en el que descubras que el dinero no es lo más importante, que no es lo que te hace levantarte todos los días emocionado con tus pensamientos puestos en el trabajo, no te preocupes. En mi caso, siempre me llamó la atención coincidir con multitud de compañeros que se encontraban en esta situación y por ello decidí investigar. 

Si  te está pasando, ya te pasó o alguna vez te pasa, no le des más vueltas, no te pasa nada extraño. La Teoría de Herzberg (Herzberg´s Theory) te dará una explicación. Esta Teoría clasifica como Agentes Motivadores (“Motivating Agents”) al trabajo en sí, en el cual estarían incluidos: 

  • La responsabilidad,
  • La autorrealización,
  • El crecimiento personal y
  • El reconocimiento. 

Como ves, Herzberg no considera al dinero como Agente Motivador aunque creamos lo contrario o en el mejor de los casos no durante mucho tiempo. El salario lo clasifica dentro de un segundo grupo denominado Factores Higiénicos (“Hygiene Factors”) junto con: 

  • las condiciones del trabajo,
  • las relaciones en el trabajo o
  • la seguridad, entre otros posibles. 

Estos Factores Higiénicos también son muy importantes, ya que a pesar de no mejorar la motivación,  en caso de no ser adecuados la podrían destruir. Por tanto, un buen salario no es un Agente Motivador, sin embargo si el sueldo no alcanza un mínimo aceptable, la motivación podría acabar por desaparecer. 

Entonces, si el sueldo no es motivador pero lo consideras suficiente e incluso bueno, ¿dónde está el problema? 

Probablemente deberás acudir a los Agentes Motivadores. Quizá lo que te falta es tener mayor responsabilidad en el trabajo, mayor reconocimiento, mayor libertad, sentir que tu crecimiento profesional avanza, y en definitiva la auto-realización en tu faceta profesional. 

money2 Si tu desempeño diario no te motiva, en tu empleo no es posible conseguir Agentes Motivadores y para colmo, tu último elemento al que aferrarte era el dinero y ahora ya sabes que no es motivador,  ¿entonces qué? 

Si te faltan estos Agentes Motivadores en tu trabajo, seguramente este será la razón por la que no encuentras la motivación suficiente y por tanto podría ser sano el plantearte nuevos retos y proyectos. Quizá tengas que buscar la motivación fuera de tu entorno actual. 

La búsqueda de la motivación en forma de nuevos retos te alejará de tu zona de confort (aquí) y eso significa incertidumbre, sensación de riesgo, miles de preguntas sin respuesta, etc. 

Pero eso es otra historia. Mucha suerte y no te rindas. 

(Puedes profundizar en el tema con  La Teoría de Maslow (“Maslow´s Hierarchy of Needs”), con su pirámide de las necesidades humanas. Muy interesante y con similares conclusiones).

Serie de 3 artículos (1 – 23)

David Romero holds a Degree in Building Engineering and a MSc in Project Management. He also holds the Project Management Professional (PMP) credential. As a Project Manager, he has experience with Main Contractors in the Private Sector and as a Technician in the Public Sector. He is passionate about Project Management and is always interested in taking his passion to the next level. You can find him at Linkedin.